Artículos

VEMOS O MIRAMOS

Vemos o miramos ¿Alguna vez os lo habéis planteado?

Parece lo mismo, pero no lo es. Dos conceptos sencillos que conocemos a la perfección o eso creemos. Aunque si lo pensamos detenidamente seguro que casi nadie sabríamos explicar que significan exactamente o que diferencias tienen. Yo hasta hace poco tampoco hubiera sabido explicarlo.


Mi morena y su mirada para vemos o miramos

Porque vivimos tan deprisa que nos impide pararnos a pensar en lo más sencillo.


Vemos o miramos, realmente son muy diferentes, podríamos empezar diciendo que cada uno proviene de un verbo diferente:
Mientras vemos es la 3ª persona del plural del verbo ver. Miramos es la 3ª persona del plural del verbo mirar.

Si nos adentramos un poquito más y tiramos de diccionario, la definición de estos verbos es clara:

  • Ver significa: percibir una persona, animal o cosa por la vista.
  • Mirar significa: fijar o dirigir la vista con atención.

Si profundizamos un poco más, podemos deducir, que ver, es parte de nuestra aptitud, nuestra habilidad con el sentido de la vista; podemos ver porque el órgano encargado de ello está sano y nos lo permite (aunque podría afirmar que las personas invidentes ven o perciben mejor que nosotros).

Por otro lado, mirar, iría más bien unido al ser capaz de registrar un momento, de interpretarlo con una intención. Ahí es donde actúa nuestro cerebro, nuestro pensamiento. Como seamos, según nuestra educación, nuestro carácter o las experiencias que hayamos vivido; tendremos unos pensamientos u otros. Esto es lo que nos han enseñado determinadas creencias, lo que hemos almacenado de distintas experiencias, es por esa razón que vamos a mirar de una u otra forma. De manera más positiva o menos. Con más o menos cariño. Cierta empatía o más bien desprecio.

Porque ver, podemos todos o casi todos, pero mirar ¡Ay mirar! Eso ya no todos lo hacemos igual…

Por que ya se sabe eso que dice un viejo proverbio árabe: «Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación».

En este mundo de prisas, agobios, rencillas y otros malestares. Vale la pena ser conscientes de cómo mirar al mundo. Deteneros aunque solo sea 1 minuto y mirar, volver a mirar y remirar la belleza de cualquier cosa que tenemos a nuestro alrededor.

“Vale la pena ser consciente de como mirar al mundo y ser cuidadosos con nuestra mirada, porque el mundo acaba siendo como lo miramos”.

Alex Rovira– El mapa del tesoro.

-Que la Luna os sonría-

A %d blogueros les gusta esto: