La morena que hay detrás

La morena que hay detrás es sencillamente: Elisa, una mujer con la mente y el culo demasiados inquietos 🤣. Estoy ya en esa edad a la que la mayoría tenemos miedo de llegar y cuando llegamos nos damos cuenta de que es una edad maravillosa, hablo de los 40 sí, sí. 😂 ¡Bueno para ser exactos 42!

Os voy a contar algunas pinceladas de mi vida: llegue a este mundo una calurosa tarde de agosto, en Madrid. Aunque toda mi familia y me remonto a trastarabuelos por lo menos, son de Córdoba. Soy la única que nací en Madrid (siempre hay excepciones y a mí siempre me gustó romper las reglas) por lo que me siento Cordobesa por los cuatro costados.

Soy la pequeña de tres hermanos, ellos son dos chicos y me llevan una edad considerable; y es que mis padres no desistieron hasta que por fin llegó la niña. 👧🏽

Mi morena en la morena que hay detrás

Pasé mi infancia entre adultos, siendo una pizpireta, locuela, rebelde «con y sin causa» que hablaba por los codos; mi juego favorito hablar por la ventana con las vecinas, mientras hacia un intento de limpiar los cristales. Mi madre decía que tenía una vieja en la barriga. 🤣

Estudié informática por casualidad (aunque soy de las que piensan que las casualidades no existen) un sector que cuando yo empecé apenas había mujeres, sin embargo, encajé de maravilla, las chicas guerreras somos así; lo de tener dos hermanos mayores debió de ayudar un poco 😜. Gracias a la informática adquirí una gran experiencia. Por un lado profesional, ya que he trabajado en muchas empresas. Y en la parte personal nuevos amigos y lo más importante conocí al amor de mi vida, que hoy es mi marido.

Cuando tenía 19 años tuve el síndrome de ovarios poliquísticos (imagino que habéis oído hablar de ello, ya que es algo común que nos pasa a muchas mujeres), bien el caso es que el ginecólogo que me trató me dijo que no podría tener hijos. María Magdalena a mi lado aquel día se quedó corta de la impresionante llorera que me agarre, ya sé que era muy joven y en ese momento no se me pasaba por la cabeza, solo que los niños siempre me han encantado y en mi futuro yo deseaba tener hijos. Mi madre siempre se acuerda de ese ginecólogo, ¡que ojo tuvo! 👀

¡Resulta que hoy soy madre de tres dragones!

Tres maravillosas personalidades que además de cambiarme la vida, han terminado de moldear a la mujer que ahora mismo vive dentro de mí. Un niño, una niña y otro niño ¡pleno! Cuando tuve el tercero es cuando tomé la decisión de dejar el trabajo y dedicarme en exclusiva a ellos.

La mejor decisión que pude tomar y agradecida a la vida por darme esa oportunidad.
Aunque como soy culo inquieto, en estos años mientras me ocupaba de educar a mis hijos y hacerme «cuentacuentos profesional» entre otras cosas… ☺️. Me formé como Personal Shopper y reciclé los estudios que ya tenía de Diseño Web.

colección las aventuras de Pipo y Popy
Todavía conservo mi pequeña colección

La pasión por escribir creo que surge en mí, cuando a los 7 u 8 años cogí el sarampión. Una semana entera en cama convertida en «bufo bufo» y 40 de fiebre, son los típicos recuerdos y anécdotas que en las familias no se paran de contar. Para aliviar mis dolencias y salir del aburrimiento mi tío me regalo varios libros de las aventuras de Pipo y Popy. Un simpático perrito que solo sabía meterse en problemas.

Y así comenzó mi pasión por la lectura y a desarrollar una debilidad por las letras. La forma de combinarlas para formar palabras y descubrir la fuerza que tienen es algo como mágico. El olor que desprende un libro o una librería es una fuente energética para mí. Siempre me gustó escribirlo todo, recopilar poemas, frases, canciones o cualquier expresión de la palabra; es como si necesitara coleccionar información en forma de escritura.

Así nace: Las cosas de mi morena. Mi cuaderno de bitácora, el lugar donde desarrollar mi pasión por la escritura. Un cachito de mí, de mi esencia…mis experiencias.

mi morena sobre el pozo sonríe

Amante de la belleza del mundo, de la naturaleza. No puedo vivir sin música, es parte de mí. La escucho, la canto, la bailo, cualquier manera es perfecta para mí. Siempre me he sentido muy atraída por el arte en cualquiera de sus expresiones: desde el cine, al teatro, la moda, un cuadro o una vasija. Me gusta el gusto por lo bello, lo estético, lo ordenado, armonioso y colorido.

Otra de mis pasiones: la historia. La curiosidad por conocer épocas pasadas, en especial todo lo relacionado con la edad medieval. Los castillos me entusiasman, altos, fríos, fuertes, llenos de escondrijos y recovecos, uff apasionante. 😍

Adoro viajar, vivir aventuras como lo llaman mis hijos. Sumar experiencias y crecer como persona porque al final todo se resume a eso. Ser mejores y más felices.

Mi fantasía: un cappuccino en una Piazza de cualquier recóndito y bello lugar de Italia.

Os podría decir lo simpática, dicharachera y estupenda que soy, aunque prefiero que lo vayáis descubriendo vosotros solos a medida que leáis mi blog. 😉


SÍGUEME PARA QUE LA LUNA TE SONRÍA

Así conoceréis de verdad a la morena que hay detrás ☺️