Relatos y algunas historias

ADIÓS A SU DESTINO

Ella no pensaba que era un adiós a su destino

Paola salió corriendo hacia su destino, bajó a toda prisa por la empinada calle empedrada, atravesó el antiguo mercado, el jardín de las buganvillas y cruzando la pasarela de madera, llegó al puerto.

Mi morena Adiós a su destino Puerto Tapia de Casariego

Quería llegar antes de que el barco zarpara, antes de perder para siempre a su amor. Esa era su intención, por fin se había dado cuenta de lo que quería. Logró reunir la valentía necesaria y se decidió a dar el paso más importante de su vida. De una vez por todas iba a decirle lo que no tuvo valor a explicarle anteriormente. La situación de su familia pesaba demasiado sobre ella. Siempre tan responsable, tan volcada en su familia, había sacrificado su felicidad.

Cuando él le preguntó, si le quería, si sería capaz de dejarlo todo y marcharse junto a él. A Paola el genio malvado del miedo le impidió confesarle su amor. En ese momento no pudo decir que sí. Y ahora que lo tenía claro, que había dado ese gran paso, su gran amor, su otra mitad, se alejaba mar adentro buscando nuevos horizontes. 

El barco había zarpado y ella tuvo que decir adiós a su destino.

Mi morena Adiós a su destino morena en el Puerto Tapia de Casariego

-Que la Luna os sonría-

Más relatos 📝

@lascosasdemimorena

A %d blogueros les gusta esto: